Museo Nacional de Artes Visuales

Pablo Serrano (1910-1985)

El niño del río, 1951. Pablo Serrano (1910-1985). Bronce.  155,0 x 45,00 x 50,0 cm. Nº inv. 2091.

El niño del río, 1951. Pablo Serrano (1910-1985). Bronce. 155,0 x 45,00 x 50,0 cm. Nº inv. 2091.

Nace:
10/02/1910, Crivillen-Teruel, España


Muere:
26/11/1985


Sexo:
Hombre



Escultor español. Es considerado uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX.
Tras iniciar su carrera en Sudamérica ganara fama internacional al afincarse en España en 1955. Cofundador del Grupo El Paso en 1957, impulsó el arte de vanguardia en la península realizando desde esculturas expresionistas a puramente abstractas, además de cultivar el arte gráfico. Cabe destacar la fuerte preocupación humanista que impregna toda su obra, tratando temas como la comunicación o la capacidad del ser humano de abrirse a otros.
Estudió escultura primero en Zaragoza y después en Barcelona, hasta su marcha en el año 1929, a Argentina. Entre este país y la ciudad de Montevideo (Uruguay) pasará 25 años realizando esculturas, entre las que podemos destacar su serie Los toros, logrando una pureza de formas comparable a la de Constantin Brancusi. En este período inicia su amistad con los artistas Lucio Fontana y Joaquín Torres García conociendo de primera mano las vanguardias europeas.
En los años 1944, 1951 y 1954 obtiene el Primer Premio Nacional del Salón de Bellas Artes de Montevideo, siendo ya el escultor más reconocido de Uruguay y un referente en Sudamérica, donde actualmente se pueden contemplar esculturas públicas de Serrano en países como Argentina, Uruguay, Chile, Puerto Rico o México. Regresa a España justo después de obtener el Gran Premio en la Bienal de Montevideo de 1955, consiguiendo ese mismo año el Gran Premio de Escultura en la Bienal Hispanoamericana de Barcelona. Fundó el Grupo El Paso en el año 1957 junto a artistas como Antonio Saura, Manolo Millares, Rafael Canogar o Juana Francés. El Paso se convierte en el movimiento de vanguardia que introduce el arte abstracto en la península, revitalizando el mundo artístico español de posguerra.
Obtuvo un gran reconocimiento, especialmente tras su participación en la XXXI Bienal de Venecia de 1962, y hoy en día sus obras forman parte de las más importantes colecciones del mundo. Al final de su vida creó una fundación para difundir su obra y la de otros artistas que está en el origen del Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos Pablo Serrano (IAACC) en Zaragoza.

Obras









Ver obras en acervo

Exposiciones