Museo Nacional de Artes Visuales
Dirección Nacional de Cultura >   Sitemap   RSS    

   Catálogo    Artista    Exposiciones 1999


Pulgar - Cesar Baldaccini (Francia, 1921)
Pulgar

Escorpión - Cesar Baldaccini (Francia, 1921)
Escorpión

Cesar Baldaccini (Francia, 1921)

Desde el miércoles 7 de julio al domingo 22 de agosto de 1999

Las obras de uno de los grandes artistas del Siglo XX en Montevideo

La exposición de César está llamada a convertirse en un gran acontecimiento cultural, en virtud del impacto que provoca la obra de este escultor transformado en una de las figuras emblemáticas del arte del siglo XX y, en particular, de la producción francesa contemporánea.

Nacido de padres italianos en Marsella en 1921, César (César Baldaccini), falleció en 1998 dejando un conjunto de obras caracterizadas por su modernidad, una especie de corpus clásico radicalmente inserto en su tiempo por el formidable hallazgo que se tradujo en la alianza de la elección de los materiales utilizados con la técnica empleada para dominarlos.

Trabajó el yeso y el hierro desde 1947, y ya en 1952 practicó la soldadura realizando sus primeras esculturas de chatarra que expuso en la Galería Lucien Durand de París en 1954. A su vez, con sus primeros desnudos, César recuperó ciertamente una calidad de sujeto clásico, al tiempo que aportó una modernidad acorde con la época que vivía a través de la elección del material y de la técnica utilizada. Después de realizar grandes figuras por medio de la soldadura, a comienzos de los sesenta compuso sus primeras "compresiones", esculturas cúbicas hechas con carrocerías de automóviles comprimidas por medios mecánicos. En el Salón de Mayo de París de 1960, César provocó una onda de choque con las tres compresiones que expuso, fragmentos de carrocerías de un formato (más de 1.50m de altura) y de un peso (alrededor de una tonelada) absolutamente inusuales. Todo había sido realizado en una fábrica de recuperación de chatarra con la ayuda de una poderosa prensa hidráulica, capaz de reducir un automóvil entero a un compacto poliedro.

Los trabajos de César de los años cincuenta y de los comienzos de los sesenta deben su carácter único e incomparable a la utilización de la chatarra, a su domesticación por los sesgos de la soldadura y a su aproximación nada convencional a esos materiales por la cual eliminó la realidad objetiva de los fragmentos para hacer una única composición de sus ensamblados. Por la técnica de la soldadura, César modeló sus esculturas a partir de trozos de hierro recuperados que apenas permiten al espectador percibir su destino original. En 1965 presentó su "Pulgar" agrandado de 1.85 metros y a partir de la década de los ochenta volvería a la serie de "pulgares patinados".

En 1967 "descubrió" el poliuretano, material que le permitió realizar obras que él denominó "expansiones", grandes coladas alisadas y endurecidas que fueron el resultado de una cuidada técnica. Con las expansiones, César se apropió poéticamente del universo de la química orgánica. Desde entonces, explotó a fondo los dos hallazgos ("compresiones"y "expansiones"). César ha dicho: "Creo que todos los materiales son materiales de escultor. No me parece que haya límites en la elección de los materiales. Es una cuestión de libertad y sensibilidad, es una cuestión de pasión... Yo hago el amor con la materia."

En la Bienal de San Pablo de 1967, le fue otorgado el Premio de Escultura, pero él lo rechazó y propuso que le fuera otorgado a Jean-Pierre Raynaud. Inmediatamente después de la Bienal, el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de San Pablo adquirió la más grande expansión presentada por César, y desde Río de Janeiro y desde Montevideo fue invitado a realizar expansiones públicas. En aquel año, César se convirtió en la estrella del mundo artístico, no sólo del pabellón francés sino de toda la Bienal.

Las esculturas de César no sólo se encuentran en museos sino que también han logrado integrarse a la vida cotidiana de las ciudades. Francia siempre lo ha considerado como un artista intérprete del espíritu francés que aspira a tener una alcance universal. En 1994, en una ceremonia realizada en el Eliseo, el Presidente Miterrand le impuso la Cruz de Oficial de la Legión de Honor.

En esta muestra del Museo Nacional de Artes Visuales, se exhiben más de cien obras, ejemplos contundentes de todos los períodos de la trayectoria de César. El peso total del material expuesto asciende a veinte toneladas, en virtud de que muchas de las obras son de gran porte, bastando como ejemplo mencionar que alguna pesa una tonelada y media, lo que ha demandado un gran esfuerzo para la realización del montaje.


Ministerio de Educación y Cultura - Dirección Nacional de Cultura Facebook    Twitter    YouTube    Instagram    TripAdvisor