Museo Nacional de Artes Visuales

Catálogo de la muestra 'La fe y el arte'
Primera sección

Catálogo de la muestra 'La fe y el arte' - Primera sección - Dalielle Ricciarelli<br>DAVID Y GOLIAT<br>Carboncillo negro<br>33,8 x 40,8 cm.

Dalielle Ricciarelli
DAVID Y GOLIAT
Carboncillo negro
33,8 x 40,8 cm.

Catálogo de la muestra 'La fe y el arte'
Primera sección


"En el principio Dios creó el cielo y la tierra..." (Gn.1, 1)


El pueblo que ha visto abrirse la vía del éxodo, la vía de la libertad, comprende que "el Señor", el mismo que los ha hecho salir de la esclavitud, es el creador del universo: EL separa las aguas de las aguas y abre un camino en el mar, una "vía santa" (cfr.Salmo 76.14.20), un futuro inesperado.

Esta perspectiva de vida que encontrarán en la figura y en la predicación de Jesús el máximo cumplimiento se manifiestan en tres figuras ejemplares del antiguo testamento, David y en él el pueblo real, que canta en los salmos su gloria, Giobbe que desde el abismo de su drama contempla la inescrutable grandeza del misterio y concreta el drama de la existencia terrenal, Daniel, que con la sabiduría de la fe, rinde testimonio entre los paganos al Único Dios que reina sobre el cosmos y sobre la historia hasta el grado de liberar y salvar al hombre.

Las obras expuestas nuclean en la diversidad de culturas históricas que las han producido esta unidad de propósitos.

En la losa sepulcral de Marcus la cátedra es símbolo de la sede celestial y del trono de Cristo como la columna lo es de la casa real celestial. La cabeza de David obra romana del S.XV,quizás proveniente de la basílica del San Juan en Luterano expresa su carácter real y profético, mientras el diseño cinquacentesco de Daniel de Volterra, que ilustra el combate entre David y Goliat, esboza el perfil de guerrero de la fe.

El modernísimo Giobbe, de Francisco Messina, cuyo modelo fue como recuerda el mismo artista un auténtico pobre desamparado (un hombre de barba larga de nombre Morandi), une la figura del Antiguo Testamento con nuestra realidad contemporánea.

Finalmente las dos obras que ilustran la figura de Daniel una paleocristiana, la otra barroca, amplían su calidad de testimonio de la fe en la hora de su prueba, el martirio en la fosa de los leones.

Sección anterior - Siguiente sección