Museo Nacional de Artes Visuales
Dirección Nacional de Cultura >   Sitemap   RSS    



Escultura: Esfera Concorde - Jesús Rafael Soto (Venezuela, 1923)
Escultura: Esfera Concorde

Ambivalencia en el espacio color no. 27 - Jesús Rafael Soto (Venezuela, 1923)
Ambivalencia en el espacio color no. 27

Jesús Rafael Soto (Venezuela, 1923)

Desde el martes 5 de mayo al domingo 7 de junio de 1998

Acontecimiento: Soto por primera vez en el Río de la Plata

El 5 de mayo de 1998 se inauguró en el Museo Nacional de Artes Visuales la exposición de Jesús Rafael Soto, organizada conjuntamente con la Galerie Nationale du Jeu de Paume de París.

Soto nació el 5 de junio de 1923 en Ciudad Bolívar, Venezuela. En usufructo de una beca estudió en la Escuela de Bellas Artes de Caracas entre 1942 y 1947. Cuando sólo tenía 24 años fue designado director de la Escuela de Bellas Artes de Maracaibo, cargo que ocupó hasta 1950, año en el cual partió para Francia, Llegó a París sin recursos para vivir y en un principio tuvo que ganarse la vida tocando la guitarra en cafés y night clubs. Hoy continúa viviendo en Francia y es, probablemente, el artista latinoamericano vivo de mayor relevancia en el panorama de las artes plásticas del mundo, al punto de que se le ha considerado a la cabeza del movimiento cinético.

Al llegar a Europa recibió el impacto de la obra de Mondrian, quien continuaría siendo, con Malevitch, su artista predilecto. Sus primeras obras fueron una lección de rigor y buscaron fundar un lenguaje abstracto geométrico basado en códigos matemáticos que lo justificaran. Por otra parte, sus investigaciones de 1954 a 1955 anticiparon los grandes cuestionamientos del arte constructivo. Precisamente, en 1955 obtuvo una síntesis óptica por superposición a distancia de espirales dibujadas sobre plexiglas. Desde 1969, Soto emprendió la "desmaterialización" del espacio por entornos cinéticos, por móviles, por estructuras penetrables verticales, etc., que requieren la participación del espectador, y cuyo desplazamiento engendra esa "desmaterialización" visual del volumen.

El cuestionamiento del universo de la retina que, de algún modo, retoma el cuestionamiento de Marcel Duchamp, encontrará en la integración con la arquitectura las condiciones necesarias para otra dimensión. Así, numerosas realizaciones de Soto se encuentran en Francia ( Facultad de Medicina de Rennes y nueva sede de Air France en el aeropuerto de Roissy) y en Venezuela, país en el cual existen más de diez obras monumentales.

Apasionado por la música, Soto adoptó también los modos de la composición musical al universo visual y realizó sus primeras creaciones vibratorias en 1960, seguidas en esos mismos años sesenta y en los setenta por las curvas inmateriales, con sus tallos horizontales de metal suspendidos por hilos de nylon. Estas búsquedas plásticas desembocaron con los Penetrables, en los cuales el espectador se inserta entre los hilos o los tallos, en un universo lúdico que cuestiona el status de la obra de arte. Los círculos y los cuadrados de los años ochenta y sobre todo la conclusión en los volúmenes virtuales anuncian en su inmaterialidad el universo virtual que será la marca del próximo milenio.

Teniendo en cuenta que se trata de la primera vez que la obra de Soto será exhibida en el Río de la Plata, se espera que la muestra a inaugurase el 5 de mayo se constituya en uno de los hechos artísticos más importantes del año. Del prestigio de Soto en Europa, habla por sí sola la obra que le fuera encomendada en 1987 ("Volumen virtual") para ser emplazada de forma permanente en el hall de entrada del Centro Georges Pompidou de París.


Ministerio de Educación y Cultura - Dirección Nacional de Cultura Facebook    Twitter    YouTube    Instagram    TripAdvisor