Museo Nacional de Artes Visuales
Dirección Nacional de Cultura >   Sitemap   RSS    



Cuadro: Vasijas Griegas III - Manolo Valdés (España, 1942)
Cuadro: Vasijas Griegas III

Escultura: Libros IV y detalle - Manolo Valdés (España, 1942)
Escultura: Libros IV y detalle

Manolo Valdés (España, 1942)

Desde el miércoles 18 de marzo al domingo 19 de abril de 1998

Se inaugura muestra de Manolo Valdés con la presencia de José María Aznar

El 18 de marzo de 1998, se inauguró en el Museo Nacional de Artes Visuales del Ministerio de Educación y Cultura, ubicado en el Parque Rodó, la muestra del artista español contemporáneo Manolo Valdés (Valencia, 1942). La exposición, organizada por el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana y la Generalitat Valenciana, cuenta con los auspicios de la Embajada de España en el Uruguay. En el acto de inauguración estuvo; presente el Señor Presidente del Gobierno de España, Don José María Aznar.

Integrante del Equipo Crónica (1965-1981) junto a Rafael Solbes, Manolo Valdés se constituyó en una presencia fundamental en el trabajo del grupo que realizó uno de los aportes artísticos más personales del arte valenciano posterior a la guerra civil española, con su obra dominada por la mezcla de la cultura del comic, la mordaz sátira política y los recortes de las páginas de las revistas internacionales de arte.

Posteriormente, su obra dejó la ironía lineal para desembocar en otras alianzas más complejas con la materia. Así, las filtraciones del pop ocuparán sólo algún recodo de la estridencia temática y la crítica de la sociedad se abrirá a otras confluencias informalistas.

Las referencias de su pintura no se fraguan a partir de un modelo real sino desde el mismo objeto -el mismo tema- ya concebido por alguno de sus pintores predilectos. De ahí arranca la más acuciante fascinación de su obra.

Los acarreos y soldaduras de los más diversos elementos culturales (desde el cine, el comic o la simbología del pop a la más acusadora escenografía callejera), se han diluido en una libre gama de reajustes expresivos. La "crónica" de un tiempo histórico lleno de virulencias políticas remite ahora a otros archivos de la memoria. El principal foco de atracción de la obra de Valdés se estabiliza en la materia. Ahí se fusionan todos sus presupuestos estéticos. No existen divergencias entre forma y contenido La materia es la sustancia, pero también el argumento. Las capas de papel superpuestas, los desgarramientos de las arpilleras alquitranadas, las manchas y los remiendos, aparecen ensamblados en un lenguaje unitario con el cual Valdés trata de solventar todas las equivalencias posibles entre una experiencia vivida y una experiencia plástica.

Sus esculturas en madera, las bibliotecas y las vasijas griegas, por ejemplo, permiten aproximarse en un acto simultáneo a dos cosas que siempre parecen ajenas entre sí: la naturaleza y la invención del arte, la sugestión primitiva, casi sagrada de la materia, y las sutilezas de los símbolos de la representación.


Ministerio de Educación y Cultura - Dirección Nacional de Cultura Facebook    Twitter    YouTube    Instagram    TripAdvisor