Museo Nacional de Artes Visuales
Dirección Nacional de Cultura >   Sitemap   RSS    



Henry Moore: Hacia el Futuro


Henry Moore: Hacia el Futuro


Henry Moore: Hacia el Futuro

Desde el martes 14 de octubre al domingo 23 de noviembre de 1997

Henry Moore: Hacia el Futuro

Una exposición fundamental de Henry Moore que visita solamente a cinco países de América Latina, uno de los cuales es el Uruguay, se expuso desde el 14 de octubre al 23 de noviembre de 1997 en el Museo Nacional de Artes Visuales del Ministerio de Educación y Cultura, ubicado en el Parque Rodó de Montevideo.

La muestra, denominada "Henry Moore: Hacia el Futuro", es la exposición más extensa del artista que haya llegado a Sudamérica, y abarca un amplio período que va desde comienzos de los años veinte hasta los ochenta, incluyendo un gran número de obras que no se expusieron nunca en nuestro continente. En total comprende 123 obras (esculturas, litografías, acuarelas, aguafuertes, etc.). Todos estos hechos son los que hacen especialmente significativo que Uruguay fuera elegido como uno de los cinco países en los cuales habrá de presentarse.

Esta exposición es el resultado de uno de los más ambiciosos proyectos en gira organizados por la Fundación Henry Moore, fundada en vida del artista en 1977, con sede en Much Hadham. En 1996, el Museo Nacional de Artes Visuales ya había presentado la muestra "Henry Moore: Interno y Externo", y la que se inaugurará el martes 14 se constituirá en un acontecimiento de capital importancia antes de que se celebre en 1998 el centenario del nacimiento de Henry Moore (1898-1986).

Henry Moore, considerado uno de los grandes artistas del siglo, tuvo una vida azarosa, que incluso lo llevó a participar durante la Primera Guerra Mundial, como integrante del Regimiento 15 de Londres, en la Batalla de Cambray, en la cual sufrió serias lesiones cuando sólo tenía 19 años de edad (1917). En 1940, su estudio en Hampstead fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y debió mudarse a una finca en Perry Green, cerca de Much Hadham, en Hertfordshire.

El arte precolombino atrajo especialmente a Moore, desde que las colecciones étnicas del Museo Británico de Londres, se constituyeron en una revelación para el joven artista en 1921. Sin embargo, no sería hasta 1953 que visitaría Sudamérica, viajando a México y a Brasil, en ocasión de recibir el Premio Internacional de Escultura en la II Bienal de San Pablo. Antes, ya se le había otorgado otra importante distinción, el Premio Internacional de Escultura en la XXIV Bienal de Venecia en 1948.

El aporte que hizo Moore al arte está vinculado fundamentalmente a su particular concepción de la naturaleza. En cierto momento, dijo: "La figura humana es lo que más profundamente me interesa...". Precisamente por su búsqueda del equilibrio ha de ser considerado un artista clásico. Y lo es, además, por haber elegido la figura humana, el gran tema de la escultura clásica, al punto de que cuando aparece una figura no humana -un carro, un caballo, etc.- ella está unida a una acción humana.

Visite la Fundación Henry Moore en: http://www.henry-moore-fdn.co.uk/


Ministerio de Educación y Cultura - Dirección Nacional de Cultura Facebook    Twitter    YouTube    Instagram    TripAdvisor