Museo Nacional de Artes Visuales
Dirección Nacional de Cultura >   Sitemap   RSS    



Gatomonte - Flor Garduño - Flor
Gatomonte

Adela - Flor Garduño - Flor
Adela

Flor Garduño
Flor

Desde el martes 12 de octubre al viernes 17 de diciembre de 2004

El martes 12 de octubre del 2004, tuvo lugar la muestra de la artista Flor Garduño: "Flor". La misma cuenta con los auspicios del Ministerio de Educación y Cultura, y de la Embajada de México y consta de más de 50 obras de una de las más altas representantes de la actual fotografía mexicana.
Flor Garduño (México, 1957) estudió en la Academia de San Carlos. A partir de 1976 se acercó al mundo de la fotografía y empezó a trabajar en el taller de la artista húngara Kati Horna. Discípula de dos grandes maestros de la imagen en México, Manuel Álvarez Bravo -de quien el Museo recientemente realizó una muestra retrospectiva- y Mariana Yampolsky, Flor Garduño desarrolló en sus inicios una obra marcada por sus enseñanzas, en la que combinó un realismo de leve acento fantástico con la fotografía antropológica.
En los ochenta, contratada por el estado mexicano, realiza un viaje de trabajo por lugares remotos de su país y por diversas regiones de Latinoamérica realizando un registro paisajístico y humano. Fruto de ese trabajo nació una colección llamada "Testigos del tiempo", que ha recorrido más de cuarenta museos del mundo. Fueron precisamente sus retratos de indígenas mexicanos los que le ganaron a Garduño el reconocimiento internacional por su gran calidad técnica y su poderosa inspiración poética.
A partir de los años noventa Flor Garduño dio un giro a su trabajo y comenzó a explorar un registro más íntimo, sensual y lúdico. La retrospectiva que el público uruguayo podrá admirar hasta el 30 de noviembre en el Museo Nacional de Artes Visuales, que reúne una selección de fotografías realizadas entre 1983 y 2002, reviste un carácter más introspectivo y fue caracterizada por la propia artista como "... un diario o un libro de apuntes sobre mis fantasías".
"Flor" es una retrospectiva en la que se aprecia el cuerpo femenino como centro de un entorno natural, cuerpo femenino que se trastoca y se vuelve fruta, pájaro, sombra, piedra y, eventualmente, luz. Así, las boas, aves, plantas, coexisten con mujeres, imbricándose mutuamente para tratar, según la artista, "lo femenino en todas sus posibilidades".
Dueña de un particular empleo de los recursos de su oficio: adhesión a la fotografía en blanco y negro, preferencia por el empleo de la luz natural, sus escenas permiten descubrir la intervención del humor, de juegos intelectuales, de la muerte.

Entre a su sitio http://www.florgarduno.com/


Ministerio de Educación y Cultura - Dirección Nacional de Cultura Facebook    Twitter    YouTube    Instagram    TripAdvisor